EDITORIAL

Las cosas de Ginnette

Miuris (Nurys) Rivas

Hace un tiempo que le doy seguimiento a las declaraciones de Ginnette Bournigal, porque me parecen interesantes y acertadas.
La senadora por Puerto Plata no tiene pelos en la lengua para decir verdades, personalmente admiro a las personas que dicen la verdad, pésele a quien le pese.
Tiene razón, los funcionarios del gobierno se consideran especies de dioses de un olimpo exclusivo, erigido para que ellos engrandezcan su ego.
No solo los ministros de este gobierno, esta circunstancia sucede desde tiempos ha, gobierno tras gobierno.
Volviendo a doña Ginnette Bournigal, he disfrutado con el video donde los reporteros indagan sobre sus declaraciones.
“Usted se comunica con el presidente de la República a media noche, a cualquier hora y le responde, pero no le escriba a un ministro, que no le responde, con excepciones”, dijo.
Según la senadora, es más fácil hablar con el presidente que con un ministro, vaya carguitos que dan cachet, tanto es el poderío que agarran, que se les olvida que están ahí para servir al pueblo, no para creerse que tienen potestad para desdeñar, humillar con aires de reyes.
Ginnette afrontó el asunto en una reunión presidida por el presidente Luis Abinader, bien hecho por ella, así debe ser una representante que ha sido electa para defender a su provincia.
“Queremos que los ministros bajen un poco de su pedestal para ir a las provincias y que nos llamen para trabajar en conjunto”.
Se puede decir más alto, pero no tan claro como lo expresó la representante de Puerto Plata, si señor Ginnette Bournigal, mereces un estruendoso aplauso a tus palabras .
“Casi todos, con pocas excepciones, con muy pocas”, fue su respuesta ante la pregunta de cuales funcionarios no respondían llamadas ni mensajes.
Cada provincia tiene un síndico, gobernador, senadores, diputado, los cuales están empapados de los problemas que hay que solucionar, del nivel de necesidad de cada uno de los habitantes de su provincia.
Es lógica la petición de la senadora Bournigal cuando expresa que esas autoridades quieren trabajar en conjunto con los altos funcionarios que tienen a su cargo reformas para la provincia.
Son ellos quienes conocen cuales son las carencias y donde y cómo debe llegar antes la ayuda, no que se caiga allí como un paracaídas sin tener una idea clara de dónde depositar la encomienda.
Doy mi apoyo a las palabras y actuación de Ginnette Bournigal y decirle la frase que años atrás hizo popular a un comediante nuestro: “Te estoy chequeando”, y me agrada mucho la manera de tratar los asuntos de Puerto Plata, una hermosa provincia que a mi me encanta .
Ojalá que otros senadores y diputados copiaran la manera de trabajar de Ginnette, sería buenísimo para sus provincias, merecemos tener representantes que trabajen y ministros que se bajen del pedestal.
En este siglo XXI de pandemias y desastres, necesitamos humildad y humanidad en nuestras autoridades.

Reloj Informativo

Redacción 829-368-2371/829-883-1020

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: